COMPAÑERAS DE PISO

6 Marzo 2009

“Vaya mañana de curro, aunque por fin es viernes! ”

Después de actualizar mi estado en Facebook, como una manera de desahogo personal por las terribles 3 horas que llevaba en la oficina, decidí tomarme unos minutos más de relax y encerrarme en el baño a contestar los mensajitos que ese chico tan guapo de la empresa llevaba mandandome toda la mañana. Esta noche salían unos cuantos compañeros y compañeras a tomar algo y me estaba insistiendo para que me uniera a ellos.

“Apúntate a lo de esta noche rubia, que me apetece muchísimo”

Yo sabía que siendo tan guapo no podía ser bueno… pero una tiene que disfrutar de ser soltera, y después de tantos años en una relación seria lo que más me apetecía era un “chico malo” sin compromiso.

Estaba tecleando mi respuesta cuando escuche a alguien llorar en uno de los compartimentos del servicio.

– ¿Hola? – pregunté, y de pronto el sollozo se cortó, supongo que pensaba que estaba sola en el baño y al oirme se sobresaltó – ¿Estás bien?

La puerta del fondo de abrió y salió Sonia, con la cara hinchada. Sonia la más joven de toda la oficina, tendrá unos 24 o 25 años, y es una chica muy dulce, siempre sonriendo, asi que me sorprendió verte asi.

-¿Que te pasa? ¿Va todo bien? – volví a preguntar.

Sonia rompió a llorar de nuevo, contándome que tenia una mala racha con su novio que ya se prolongaba demasiado tiempo, y que no sabia que hacer, porque por un lado quería dejarle pero por otro lado no tenía donde ir, ya que su familia no vivía en la ciudad.

-Bueno chica… si necesitas un sitio donde quedarte yo tengo una habitación de sobra que pretendía alquilar.. – le cuento.

-¿De verdad? – A Sonia se le iluminó la cara. – ¿No te importa que la alquile yo? – Siguió preguntándome.

-No, sin ningún problema- contesté – Piénsalo y toma la decisión que quieras, pero que sepas que tienes opciones si decides irte. Asi que haz lo que creas que es mejor.

Me entró una llamada de mi jefe en ese momento, nervioso porque había entrado un par de veces en mi despacho y no me había visto. Me despedí rápidamente de Sonia y le mandé la respuesta al chico malo y guapo mientras volvía a mi mesa.

“Ok a lo de esta noche, nos vemos luego”

A las dos horas, Sonia se acercó a mi mesa a confirmar su mudanza. Le di la dirección para vernos luego en casa. También le conté lo de las copas con los de la oficina para que se apuntara, ya que le vendría bien. Esa misma noche se presentó con un par de maletas, y casi sin deshacerlas nos arreglamos y salimos.

La noche fue muy divertida… aunque creo que mejor os la cuento en el próximo post.

Foto: Idealista

Anuncios

2 Respuestas a “COMPAÑERAS DE PISO

  1. Hola Lidia! Perdona pero han sido dos semanitas muy intensas. Volvemos muy muy pronto con un montón de post! Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s